• +52 967 674 5079
  • Carretera a Chamula #108, 29247 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, Mexico

Blog

Exigen al gobierno evitar extinción de parteras tradicionales en Chiapas

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis. (apro).- Miembros del Comité Promotor de una Maternidad Segura y Voluntaria en Chiapas exigieron hoy a los gobiernos estatal y federal instrumentar de forma urgente políticas públicas en materia de salud para evitar la extinción de las parteras tradicionales y evitar así la muerte materna en las comunidades rurales e indígenas del estado, pues hasta ahora las acciones que han emprendido siguen orillando a la clandestinidad a estas mujeres con saberes tradicionales.

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Marcos Arana, Adela Bonita, Hilda Arguello y Mariana Fernández, miembros de esta organización civil, dieron a conocer que con la intención de reducir el número de muertes maternas, el gobierno mexicano instrumenta desde 2010 la política de desalentar la atención obstétrica en el primer nivel de atención y de referir la mayor cantidad de partos para su atención hospitalaria.

Y que bajo este esquema, la referencia a los hospitales es indiscriminada y no se limita a las mujeres que presentan alguna complicación o a las que presentan alto riesgo. Que de este modo, las mujeres de los sectores más empobrecidos, y principalmente las indígenas, pierden la libertad y el derecho a decidir el tipo de atención que desean para su parto.

Para la implantación de esta estrategia, frecuentemente se amenaza a las mujeres indígenas con retirarles los beneficios de los programas sociales a las mujeres si no acuden al hospital y se amenaza a las parteras tradicionales con perder estos mismos beneficios si siguen atendiendo partos.

Tras un foro celebrado el pasado 26 y 27 de julio en esta ciudad, en el que participaron más de 120 parteras de 24 municipios, se recogieron testimonios de la situación crítica por la que atraviesan estas parteras, a las que ocho de cada 10 mujeres indígenas prefieren al momento de parir.

Dentro del sector salud federal y estatal, en su desesperación por alcanzar los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), en el sentido de reducir la muerte materna, lo cual no pudieron alcanzar en 2015, se instrumentaron acciones que orillaron a las parteras tradicionales a ejercer su labor en la clandestinidad.

Señalaron que la pérdida de la atención de partos en las comunidades con las mujeres que han heredado estos saberes tradcionales por generaciones en muchas familias, ha provocado la saturación de los servicios hospitalarios, lo que a su vez provoca una baja en la calidad de la atención a esas mujeres.

Durante los meses de abril y mayo, los miembros del Comité entrevistaron a  mil 986 mujeres indígenas de los 18 municipios de la Región de Los Altos, cuyos resultados mostraron que ocho de cada 10 mujeres siguen siendo y prefieren ser atendidas en su casa por una partera y que el 71% de las embarazadas manifestaron desear ser atendidas por una partera a pesar de las amenazas y condicionamientos. Estas cifras visibilizan el deseo y las preferencias que las mujeres tienen respecto al parto.

Señalaron que la política encaminada a atender una mayor cantidad de partos en hospitales constituye también un gran obstáculo para mejorar las prácticas de lactancia materna en el país, ya que debido a la saturación de los servicios dificulta el contacto temprano entre la madre y el recién nacido y la consejería para una lactancia adecuada. El creciente número de cesáreas practicado en los hospitales también tiene como consecuencia que muchas madres no amamanten a sus hijos.

Agregaron que para recuperar una cultura de lactancia materna en el país, las parteras tradicionales y profesionales son las mejores aliadas para que un mayor número de recién nacidos sean amamantados. A diferencia de los hospitales, las parteras atienden a las mujeres en su propio idioma, en su propia cultura y con calidez.

?El Estado Mexicano no ha logrado garantizar un mínimo de estas características en la atención que se brinda dentro del Sistema Nacional de Salud. La adecuación cultural de los servicios públicos de salud sigue siendo una responsabilidad incumplida por el Estado?, dijo Adela Bonilla.

Consideraron la urgencia de una consulta a las mujeres indígenas del país, organizada por las instancias oficiales pertinentes sustentada legalmente y promovida con base al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como una medida para impulsar cambios en las políticas para la atención obstétrica a las mujeres indígenas en todo el país.

?Esta consulta será un instrumento para demandar la revisión de las políticas de atención obstétrica y perinatal, para Chiapas y el resto del país. La libertad de las mujeres para decidir y una atención obstétrica segura y respetuosa pueden y deben ser combinadas para brindar la atención a las que todas las mujeres tienen derecho?, dijo Marcos Arana.

Twitter